Multirreligiosidad y muerte
Sexto módulo del MASTER en CUIDADOS AL FINAL DE LA VIDA
F. Diez de Velasco (fradive@ull.es). 22-28-29 de marzo de 2003
 
 

0) INTRODUCCIÓN Y GENERALIDADES
 

Lo universal, lo natural (aspecto forense de la muerte)

con la diversidad cultural en el imaginario de la muerte

SON INDISOCIABLES A LA HORA DE PENSAR LA MUERTE

diversidad que agobia, selva de modos de entender la muerte que puede llevar a pensar que son meros desvaríos (así tenemos el consuelo de científicos de resolver el reto de la diferencia... )

PERO: desvaríos o no

tras la muerte hay un grito de angustia frente a la incógnita: frente al cadáver, al esqueleto, identidad que aborrecemos, que resulta tan difícil de enfrentar
 



Quíos, Nea Moni, cráneos y huesos de los monjes muertos

Tibet, esqueletos y reloj: inevitabilidad de la muerte
...
Brueghel, triunfo de la muerte (dos tablas)

 Yama y Yami (energías masc. y fem. de la muerte), Chittapitri, pintura mural monasterio de Dungkar
....
Pintura tibetana s. XVII, Yama sobre el búfalo
...
Kali la decapitadora.  Kali, de Calcuta (India) sXIX

...
Guadalajara (México): figurilla del día de la muerte
...
Visiones del bardo: Herukas con cabezas cortadas (banderas tibetanas s. XVIII y XIX)

Buda ayunador al borde del cadáver, escuela de Gandhara s. III


TIEMPO Y MUERTE

Aion - Zurvan - Mahakala


Mahakala. poder destructivo y mortal del tiempo. Tibet s. XVII


Tiempo diferente y ritmos distintos: ej. judaísmo


Lápida bilingüe (hebreo-sefardí) de Jacob Fernández Díaz (Cementerio judío de Quíos, Grecia, hoy en Quíos, Museo de la mezquita): "Aquí dureme Iacob Fernández Díaz, de edad annos 58 falleció adi 5 de maio el ano 5472 (1712 d.e.) de la creasión del mundo. Golpes de muerte asaltaron en Iacob, las obras pías que a su virtud ilustraron para obrar mas faltaron a Iacob Fernández Díaz"


MUERTE Y ORIGEN DE LA RELIGIÓN

hipótesis del tanatismo (muerte como primer rito), hipótesis del animismo (alma del muerto como primer ser sobrenatural que por analogía origina la animización del mundo)
 

y una realidad de multiplicidad de explicaciones y valores

FORMANDO DISCURSOS O NARRACIONES, que podemos analizar como constructos sociales (que pueden presentar grados diversos de coherencia) que cumplen diversas funciones (cohesión social, demostración de estatus...) y que ofrecen una información muy valiosa

A pesar de basarse en lo incomprobable, "cuentos de Alcinoo"
 

TENER EN CUENTA

quien construye los discursos (o para quien se construyen)
quien y cómo se cambian (análisis de sociogeografía: tiempo, espacio, contexto social e individual)
el impacto de los pensadores y su influencia (no desdeñable)
la perdurabilidad (tanatología comparada) para desentrañar usos y funciones que se mantienen, pero quizá también valores en mutación

ej: pesado del alma, psicostasia, kerostasia, etc...


Kerostasias: plato Louvre G 399 (h. 450);dinos f.n. Viena Kunsth. Mus. IV 3619 (hacia 540)ánfora Louvre CA 2243 (h. 470);Lécito de f.n. British Museum B639 (c. 500-480) p. de Safo; Roma, Villa Giulia 57912 (c. 520-510) de Epictetos

Libro de los muertos, p. Hani, hacia 1250 Britsh Museum 10470, pesado del corazón

Libro de los muertos, p. Hunefer, hacia 1310 Britsh Museum 9901, pesado del corazón

Altar de San Miguel, Suriguerola, s. XIII, S. Miguel y el diablo pesan los destinos



LA MUERTE COMO ESTRUCTURACIÓN SIMBÓLICA DE LA VIDA

ej. como rito de paso

morir como un proceso social-simbólico que sirve como modelo para ordenar otras relaciones entre individuos en las sociedades llamadas de "clases de edad" (concepto discutible)

liminaridad de la muerte - proceso ritual (ritos de separación / ceremonias de consenso / ritos de agregación) - identidad segmentada


Kebara (Israel) c. 60.000 a.e. esqueleto descabezado (hay un diente de la mandíbula superior)


A= no iniciadas     E= difuntos
B= no iniciados      F= grupos con los que se intercambia varones (F-D)
C= iniciadas           G= grupos con los que se intercambia mujeres (G-C)
D= iniciados           H= grupos con los que no se intercambia


 


Reflexión sobre la identidad nos lleva a plantear  que en nuestro mundo progresivamente multirreligioso existe una posibilidad real de encontrarnos ante modos distintos de encarar la muerte que pueden entroncar en el pasado (aún sin conciencia de ello en algunos casos) o en culturas diferentes.
Denotan una diversidad de los modos de imaginar la muerte en nuestro entorno multiplicada desde hace unos años y que se multiplicará en mayor medida en el futuro (por los fenómenos de inmigración y de conversión)

Prepararnos para la posibilidad de múltiples modelos en paralelo con la forma científico-médica de entender el final de la vida: VARIABILIDAD DE ACTITUDES, CREENCIAS Y COSTUMBRES (a la que podemos no estar acostumbrados y no abrirnos, cuando es un ENRIQUECIMIENTO, no una inmersión en la irracionalidad).

PERO tal variabilidad puede ser casi infinita: hay que tener en cuenta que muchas veces no es lo mismo lo que dicen los textos religiosos y lo que hacen o creen los fieles (volatilidad significativa de las creencias), además hay notables adaptaciones locales, personales

a las que hay que añadir que en el mundo actual la religión suele ser transparente, individual, a la carta

y también tener en cuenta la  adaptación a la laicidad moderna

PERO surgen valores identitarios (señas de identidad) en las situaciones límites (frente a la quiebra explicativa de la modernidad respecto de la aniquilación: consuelo difuso de la religión cuando -y es raro- se distienden los lazos del consumo como objetivo de vida o se genera un consumo más sutil, como el consumo new age de servicios espirituales, incluidos los relativos a la gestión de la muerte-)