El hombre y el universo de las creencias
Museo de Santa Cruz, Toledo, 30 de enero de 2003

copyright: Francisco Diez de Velasco: fradive@ull.es; http://webpages.ull.es/users/fradive


Propongo lanzar una mirada hacia las creencias, hacia las religiones desde el presupuesto que se trata de ingredientes identitarios, señas de identidad (además de cumplir otra serie de funciones sociales e individuales).

Propongo argumentos para una reflexión común: ¿Qué sería lo "nuestro", "nuestras" creencias?

Quizá un concepto nos sirva para engarzar (y pensar) esta travesía:
 

LA MULTIRRELIGIOSIDAD

Uno de los retos mayores de la sociedad actual: la construcción de una sociedad multirreligiosa (y multicultural) basada en los valores enriquecedores de la diferencia en armonía y lejos de la violencia.
Es quizá la gran tendencia en el mundo actual en lo relativo al universo de las creencias.

Pero no estamos muy acostumbrados todavía a pensar en clave de multirreligiosidad, en un país que solamente desde hace 35 años (desde la ley de libertad religiosa de 1967, producto del concilio Vaticano II) abandonó un modelo de negación completa de la multirreligiosidad como fue el nacionalcatolicismo, que hacía de lo católico identidad diferencial de lo español. De hecho hasta hace 25 años (hasta la Constitución Española de 1978) España tenía religión oficial.
.


Concilio Vaticano II (1962-5), inauguración (11 de octubre de 1962), misa y salida de la primera sesión

Identidad construida desde la negación de la diferencia (incluso durante la IIª República y la Guerra Civil por las ideologías antirreligiosas enfrentadas a modelos religiosos excluyentes).

Así, a lección de la historia (de "nuestra" historia) parecería ser la de una fuerte tendencia a la negación de la diversidad religiosa.

Para avanzar en este camino deambularemos por los tres caminos principales de la multirreligiosidad:

-multirreligiosidad por tradición
-multirreligiosidad por conversión
-multirreligiosidad por inmigración
 

MULTIRRELLIGIOSIDAD POR TRADICIÓN

Resulta evidente plantear que la religión por tradición en este caso sería el catolicismo.

Con la tendencia común a lanzar las miradas identitarias hacia el pasado (reconocerse en los católicos y desconocer el parentesco con el resto).
Los reyes visigodos hasta Recaredo son vistos en cierto modo como extraños, seguidores de una religión diferente, como si el arrianismo no fuera una forma de cristianismo (problemas del estigma de herejía).
.


La conversión de Recaredo de Antonio Muñoz Degrain (1840-1924). Palacio del Senado.
Simbólica de la identidad tras el I concilio de Toledo y el final del arrianismo visigodo (en 589)

Es la religión muy mayoritaria en una mirada del presente al pasado. Pero no hay que olvidar que la cristianización es también producto de la conversión, además progresiva y con vaivenes.

desde las variadas religiones precristianas al cristianismo oficial imperante del siglo IV, del islam de Al Andalus al catolicismo de los victoriosos reinos castellano-aragoneses.

Pero, por ejemplo, la tradición hace dos mil años era otra:

La multirreligiosidad del politeísmo del mundo antiguo, siendo la Península Ibérica un crisol de influencias, de pueblos mezclados y enfrentados y de religiones en simbiosis.
 

Significados religiosos mestizos: lo griego y lo ibérico. La crátera griega (vaso para mezclar el vino y el agua en el banquete) con imágenes de una fiesta dionisiaca se transforma en urna cineraria al añadirle una tapa de cerámica ibérica. Vaso aparecido en la necrópolis de Villaricos (Almería), fechable a comienzos del siglo IV a.e. 
Pero Dioniso para los griegos, también procuraba un mejor  más allá a sus seguidores, la interpretación funeraria  ibérica del objeto resulta más una síntesis redefinidora de funciones que una desatinada utilización por parte de ignorantes.
 

Objetos sagrados con una larga historia. Dama de Galera. Divinidad oriental (fenicia) de cuyos pechos
manaba líquido, s. VII a.e. Enterrada en una tumba ibérica del siglo V a.e. de Tútugi (Galera, Granada)
 
Los dioses de Roma terminan prevaleciendo en el politeísmo provincial hispano. 
Pedestal dedicado a Apolo de Caldas de Malavella (Gerona), mediados del siglo II. 
Apollini / Aug(usto) ho/nori mem/oriaeque L(uci) / Aemili L(uci) fil(i) / Quir(ina tribu) Celati/ani Porcia / Festa fili / karissimi / l(oco) d(ato) d(ecreto) d(ecurionum)

Pero además, ese catolicismo que pudiera parecer seña de identidad tan firme, desde la mirada del presente resulta muy particular:

con porcentajes de práctica muy bajos (rondando el  20%)
con valor testimonial de la confesión (inferior a un 5%)
con un catolicismo en cierto modo a la carta (tasas de fertilidad muy bajas)
con un porcentaje de bautizados no religiosos o ateos en auge (superior al 20%)
pero perdurando un catolicismo sociológico o cultural indudable (para muchas personas, a pesar del cumplimiento nulo, el catolicismo sigue siendo opción identificatoria, clave en los ritos de paso, entendidos como actos sociales pero con una sanción religiosa aceptada si no es exigente)
 

Se puede replantear la cuestión:
¿habría otras religiones por tradición en España?

Depende del punto de vista y de hasta donde lancemos la mirada

Por ejemplo ¿sería el islam factor de multirreligiosidad por tradición? (por inmigración veremos que no hay duda que si y hasta en muy menor medida por conversión) ¿y el judaísmo?: pensemos en las conversiones forzosas, tras el edicto de Tesalónica del 380.... o tras la toma de Granada.
.


Los conversos en 1492: catedral de Granada, capilla real, bautismo
masivo de mujeres musulmanas tras la toma de la ciudad

Una obra imposible sin judeoconversos: la Biblia Políglota Complutense
(en hebreo, latín y griego, encargo del cardenal Cisneros;1514-1517)

En el caso español no dudaríamos de que habría multirreligiosidad por tradición, como ocurre, por ejemplo en México (donde hay religiones indígenas -y perdurables-) si no se hubiera optado desde finales del siglo XV por un modelo identitario basado en la expulsión del diferente y de erradicación de las diversidades religiosas.
.


Edicto de expulsión de los judíos, Granada, 31 de marzo de 1492: conversión o exilio

Por medio de un instrumento de represión muy eficaz (no solo contra musulmanes o judíos, sino también con las formas diferentes de entender el cristianismo y hasta el catolicismo) y que perduró hasta bien entrado el siglo XIX: la inquisición
.


Francisco Rizi (1614-1685), Auto de fe en la Plaza Mayor de Madrid (Museo del Prado)

 Francisco de Goya, La santa Inquisición, 1794 (Madrid, Academia de San Fernando)
Supresión definitiva del tribunal de la Inquisición, 15 de julio de 1834 por la regente María Cristina de Borbón
(instaurado en 1478 y ya suprimido por José Bonaparte de 1808 a 1814)
 

¿Y el caso judío?

Hoy es testimonial la presencia judía en España (en torno a 12.000), no es un país atractivo para la inmigración judía (como lo era Argentina, por ejemplo, donde había hasta la crisis unos en torno a 260.000). Además no es una religión que promueva las conversiones (que son casi testimoniales).

Pero Sefarad fue hasta 1492 un lugar de esplendor (con sus claroscuros) del judaísmo y algunos de los expulsados por los Reyes católicos no olvidaron su lengua sefardí, incluso hasta hoy.
.


Uno de los esplendores de Sefarad: la cábala. Moisés de León (1240-1305) Séfer ha Zóhar (terminado en 1291)

Ya en el concilio de Elvira (circa 300-303) hay reglas antijudías, lo que presupone comunidades numerosas. Debieron instalarse, por lo menos desde el final de la I Guerra Judaica (67-73) y tras la toma de Jerusalén por Tito en el 70 (y quizá mucho antes hasta como consecuencia de persecuciones previas: 586 a.e. fin del reino de Judá o por intereses comerciales en el seno de un mundo muy interconectado como es el helenístico-romano)
.


Judaea Capta, moneda que alegoriza la derrota    Arco de Tito, Roma, Menorah del templo llevada como trofeo

Por tanto por lo menos 15 siglos de judaísmo en Sefarad, frente a 5 siglos de expulsión,

Y ¿qué identidad religiosa diferente ofrecería este judaísmo sefardí?

Quizá la que ilustran las lápidas tumbales en hebreo donde, a pesar de la lengua diferente, el difunto yace en la tierra de León,
 

Lápida de Mar Yehudá (Cementerio judío de Puente de Castro, León, hoy en Toledo, Museo Sefardí) 
"Esta es la tumba de Mar Yehudá, hijo de Mar Abraham ha-Nasí, hijo de Rabí Quetana. Partió a su morada eterna, a los cuarenta y cinco años, a fines del mes de Nisán del año 4854 de la creación del mundo (1094 d.e.). El santo, Bendito sea, le de una parte con los justos, Amén"

Frente a una identidad distinta de un objeto semejante: otra lápida tumbal, de la lejana Quíos, pero además del hebreo también escrita en sefardí (la lengua semejante, la identidad de lo común que es entroncar en la lengua materna), mantenido tras más de dos siglos de expulsión
 

 
 
Lápida bilingüe (hebreo-sefardí) de Jacob Fernández Díaz (Cementerio judío de Quíos, Grecia, hoy en Quíos, Museo de la mezquita) "Aquí duerme Iacob Fernández Díaz, de edad annos 58 falleció adi 5 de maio el ano 5472 (1712 d.e.) de la creasión del mundo. Golpes de muerte asaltaron en Iacob, las obras pías que a su virtud ilustraron para obrar mas faltaron a Iacob Fernández Díaz"

Parece requerirse una compleja mirada hacia el pasado, por parte de todos los partícipes
.


1992: Juan Carlos I en el quinto centenario de la expulsión, en una ceremonia de reconciliación, redefiniendo unas nuevas señas de identidad de lo judío en la España democrática y en relación con el Estado de Israel (cuyo presidente, Chaim Herzog, le acompaña), pero atender la petición de nacionalidad española a los sefardíes que lo deseen causa controversia

Pero hubo momentos diferentes en la relaciones entre religiones en la Península Ibérica que ilustran otro tipo de convivencia (que no tuvo que ser siempre idílica, pero que seguía pautas de tolerancia en grados diversos, dentro de una confrontación de puntos de vista) como en un ajedrez...


Otro modo de enfrentarse: el Libro del ajedrez de Alfonso X (1252-84),
el musulman tiene en jaque tanto al judío como al cristiano

 o en el mestizaje que propicia el lenguaje musical (como también ocurrió con el matemático, el filosófico, etc...) que podía valorar la riqueza de la diferencia de puntos de enfoque
.


Dos religiones, pero idénticos instrumentos musicales. Monasterio del Escorial, Biblioteca.


MULTIRRELIGIOSIDAD POR INMIGRACIÓN

Es a escala global quizá el fenómeno religioso más notable y el que mayor dinamismo presenta, se corresponde con la multiplicación neomilenar de los movimientos migratorios, factor básico de multiculturalidad y de riqueza.

En la actualidad el islam es el número de fieles la segunda religión en España, rondando el 1,5% de la población (superando el medio millón), no llega a los números de Alemania (2 millones) o Francia (3,5 millones), pero presenta características propias que corresponden a la historia y la geopolítica de España.

La Península Ibérica es frontera. Y mantiene dos enclaves particularizados: Ceuta y Melilla, donde, por ejemplo, la población escolar en educación infantil y primaria es ya mayoritariamente musulmana, donde la multirreligiosidad se vive de modo particular, hasta en el ejército:
.


Ceuta, 19 de diciembre de 2000, jura de bandera multirreligiosa (oficiantes católico, hinduista, judío y musulmán)

Pero la diferencia respecto de Alemania o Francia es que el islam fue la religión mayoritaria de lo que se llamó Al Andalus
Se construyeron mezquitas extraordinarias, que han perdurado, aún cristianizadas
.



La mezquita de Córdoba. El esplendor religioso de la capital califal andalusí

Y se combina la herencia multirreligiosa por tradición y la multirreligiosidad de inmigrantes (y también conversos) financiada con el esplendor del azaque saudí, en nuevas mezquitas (aunque puntualmente su ubicación plantee conflictos...)
.


La mezquita de Madrid, referencias arquitectónicas del pasado cordobés para un nuevo islam en España

Pero no solo hay inmigrantes musulmanes, otras comunidades son menos visibles y numerosas, pero presentan un impacto, en algunos casos no tan reciente, como los hinduistas, por ejemplo en Canarias o Ceuta y Melilla.
 
 

Cartel krishnaísta de la joyería Bheroomal Choitram del Puerto de la Cruz (Tenerife, Canarias)  
Imagen de Krishna manifestándose en el poder de su divinidad a Arjuna que le adora. Texto devocional en sánscrito y en español de la Bhagavad Gita 9, 34 "Siempre ocupa la mente en pensar en Mí, vuélvete devoto Mío, ofréceme reverencias y adorame a Mí. Estando completamente absorto en Mí, es seguro que vendrás a Mí"

 

MULTIRRELIGIOSIDAD POR CONVERSIÓN

La conversión es el factor numérico menos notable pero quizá el que más impacta por los cambios que pueden producirse por parte de los conversos (antiguos católicos o no religiosos) en su sociabilidad, familiaridad, etc.

El islam también tiene conversos, por ejemplo las comunidades que viven en Granada, o líderes como Mansur Escudero.

Aunque el mayor número de conversos se produce en el seno del propio cristianismo, desde las opciones católicas a las evangélicas en general (400.000 evangélicos desde protestantismos históricos a pentecostalistas, bautistas, carismáticos...)
El impacto es notable en algunos colectivos, por ejemplo, entre las poblaciones gitanas las conversiones a la Iglesia de Filadelfia

Los más de 100.000 Testigos de Jehová dedicados a la predicación, con más de 1300 congregaciones
.



La Atalaya y  ¡Despertad!, publicaciones emblemáticas de los Testigos de Jehová
que se imprimen en español en la comunidad de Ajalvir (Madrid)


La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (mormones), en torno a 15.000
.


Templo de Madrid de la Iglesia de Jesucristo de los Santos
de los Últimos Días (calle del Templo 2, 28030 Madrid)

Diversos modos de entender el budismo, con  especial impacto del budismo tibetano y del zen (habrá en torno a 10.000 conversos al budismo)
.


Número 42 de Cuadernos de budismo (otoño 2002) con la portada dedicada
a los 13 centros de meditación principales de España

Habiendo incluso un lama importante español (hijo de conversos al budismo tibetano)
.


Osel Hita- Lama Tenzin Osel Rimpoché, nacido en Granada en 1985,
tulku (encarnación reconocida) del lama Thubten Yeshé

Y maestros budistas zen como, por ejemplo, Dokusho (Francisco) Villalba, presidente de la Asociación Zen de España

Y también formas sincréticas de entender el zen en las que el empleo de prácticas de meditación budistas (en un modo algo postmoderno) no conlleva dejar el catolicismo
.


Dojo zen-cristianizado de la maestra zen y monja filipense Berta Meneses en Barcelona


Y también el impacto de las nuevas religiones, la Nueva Era, etc..
aunque sea muy minoritario, como es el caso de la Iglesia de la Cienciología
.


Sede de la Iglesia de la Cienciología- Asociación Civil de Dianética
en Madrid (calle Montera 20, 28013 Madrid)

O cultos sincréticos afro-americanos, que tienen, tanto seguidores conversos, como inmigrantes de países de América y África
.


Tienda de material de cultos afro-americanos (santería, vudú, candomblé....) en  Madrid

Este viaje por la multirreligiosidad en España (Al-Andalus, Sefarad, Hispania...) parece ofrecernos una reflexión final. Es difícil saber cuales son "nuestras" creencias, las señas de identidad religiosas en un ámbito como es la Península Ibérica caracterizado por tantos mestizajes y tan continuados.

La voluntad homogeneizadora comenzada en 1492 tras este repaso por el pasado y el presente parece quizá un sueño, hasta una anécdota (no desde luego para los que vivieron sus peores consecuencias, no tan lejanas, por otra parte).

La multirreligiosidad se presenta como una senda sin retorno y a lo mejor las clasificaciones entre tradición, inmigración y conversión, más allá de su utilidad como instrumentos para pensar, resulten artificiales florilegios, puesto que la lección del pasado pudiera ser que hasta lo que parece más sólidamente identitario, en algún momento resultó novedad y conversión...

Salvo quizá que nos remontemos a los albores de las religiones.... a la prehistoria... donde intentamos penetrar en la bruma sin palabra de unas creencias que son sólo hipótesis, aunque la fuerza expresiva de sus imágenes nos introduzca en un mundo de pura fascinación.


Altamira: orantes y máscara, intentos de dar nombre a creencias sin palabras